EL AUTOCONOCIMIENTO

La clave para ser sabio siempre se basa en el conocimiento de uno mismo..

EL PODER DEL SEXO

Aprender a manejar esa maravillosa energía del sexo significa convertirse en un maestro de la creación...

LEY DEL KARMA

La ley del karma es la ley que vincula de manera sabia e inteligente el efecto con la causa. Todo lo bueno o malo que hemos hecho en cualquiera de nuestras vidas traerá consecuencias buenas o malas para ésta o próximas existencias...

CALIDAD DE VIDA

La humanidad está viviendo momentos muy difíciles. El hombre se ha olvidado de "sí mismo" y se compromete en errores, cuyas consecuencias son el dolor y las enfermedades...

ESOTERISMO

San Pablo nos dice en la Biblia: "Y hay cuerpos celestiales, y cuerpos terrenales..." Tenemos prácticas para que usted vea cuando su alma sale de su cuerpo

 

 

 

 

Mensaje de error

  • Deprecated function: Function create_function() is deprecated en eval() (línea 1 de /home/centroanael/public_html/modules/php/php.module(80) : eval()'d code).
  • Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /home/centroanael/public_html/includes/menu.inc).
  • Deprecated function: implode(): Passing glue string after array is deprecated. Swap the parameters en drupal_get_feeds() (línea 394 de /home/centroanael/public_html/includes/common.inc).
…¡NO LO PODÍA CREER!...

Rose

Estados Unidos

Salidas en Astral

Desdoblamiento Astral

¡Hola! Bueno, les quiero comentar que hace aproximadamente tres semanas encontré su página y empecé a leer sobre la salida en astral y los testimonios de las personas. Todo lo que leí se me quedó tanto en la mente que seguí averiguando por internet. Hace como 3 días, como nunca, me acosté temprano, pues estaba muy cansada. No sé qué hora era, pero sentí como si me despertara y mi cuerpo estaba muy pesado, recordé lo que leí y me dije: "Rose tienes que levantarte, ¡LEVÁNTATE!" Me levanté y al querer dar un saltico, floté, entonces me acordé lo del dedo y lo estiré y se estiró sin sentir ninguna sensación, es decir no sentía mi dedo y por tanto no me dolió, ¡NO LO PODÍA CREER!, me parecía tan real todo, me sentía como una hoja de un árbol: bien liviana, luego miré a mi esposo y pensé voy a acariciarle la cabeza para ver si siente, pero no puedo recordar si en fin lo hice. Mil gracias. 
Rose. Estados Unidos.