EL AUTOCONOCIMIENTO

La clave para ser sabio siempre se basa en el conocimiento de uno mismo..

EL PODER DEL SEXO

Aprender a manejar esa maravillosa energía del sexo significa convertirse en un maestro de la creación...

LEY DEL KARMA

La ley del karma es la ley que vincula de manera sabia e inteligente el efecto con la causa. Todo lo bueno o malo que hemos hecho en cualquiera de nuestras vidas traerá consecuencias buenas o malas para ésta o próximas existencias...

CALIDAD DE VIDA

La humanidad está viviendo momentos muy difíciles. El hombre se ha olvidado de "sí mismo" y se compromete en errores, cuyas consecuencias son el dolor y las enfermedades...

ESOTERISMO

San Pablo nos dice en la Biblia: "Y hay cuerpos celestiales, y cuerpos terrenales..." Tenemos prácticas para que usted vea cuando su alma sale de su cuerpo

 

 

 

 

...Dios jamás nos abandona...

Ángeles

México

Aborto

Me gustaría compartir con ustedes la serie de sucesos que me han hecho pensar que Dios jamás nos abandona. Estoy embarazada con solo mes y medio. Al darme cuenta de eso, lo primero que pensé fue en abortar, pues mi relación no es estable y mi situación económica y familiar tampoco. Primero acudí a un médico, el cual me dio un precio bastante alto por practicarme el legrado; empecé a conseguir el dinero, en cuanto lo tuve, fui a ver al médico decidida a abortar y ¿cuál fue mi sorpresa? que había salido fuera de la ciudad. Después una amiga me dijo de unas pastillas, que por más que las buscó entre sus cosas, nunca las encontró. Por último fui a ver a otro médico, que me recomendaron y ¿cuál fue mi sorpresa?, que a pesar de que yo llevaba el dinero e iba decidida, él me habló como un amigo y me dijo que sentía que este bebé debía nacer, me dio un plazo de una semana para pensarlo bien y ahora que estuve buscando en la red algún método más barato y sencillo, me encuentro con esta página. La verdad, siento que este bebé viene lleno de bendiciones y Dios lo protege, pues con todo lo que he leido, estoy decidida a afrontar todo por él; sé que no será nada fácil, pero él y Dios me darán la fuerza para salir adelante... Mil gracias por su ayuda.